Tortolitos

Nerea es mi prima. Estudió por ella y por todos sus compañeros hasta que en la Universidad le dijeron que sabía demasiado. Entonces se puso a trabajar como maestra de parvulitos bilingües. Para no mancharse con los plastidecores, se hizo una bata como la que lleva puesta en el dibujo que a los niños les encantó y a mí también. ¡Viva la plastilina!    

Massimo es mi primo adoptivo. Es del norte de Italia y le encantan las carreras de motos. Desde el principio supe que le dibujaría con un mono de motociclista, concretamente con el que utilizaba Marco Simoncelli, que era su favorito entre todos los locos de las motos. Lleva aplicaciones de plástico en las hombreras y el cuello es de polipiel flúor.