31 olas rompiendo en Cala Bona

A Raqui la empecé a conocer aprendiendo a coser hace 4 años; la seguí conociendo durante una semana en Berlín, el año pasado y terminaré de conocerla en algún momento de nuestras vidas, dentro de muchos años.
Raqui es misteriosa, dulce, independiente, curiosa y tiene aires asiáticos, aunque sea de un pueblo de la Costa Brava.
Esta es su calavera, alegre y florida.

Mejor que Laetitia, ya lo sabes.

Querido Stephanito

Stephan es un tipo muy especial. Se gana la vida como cómico en el circo más grande del mundo y mientras viaja y viaja, hace unas fotos geniales. Además, le gusta tocar la trompeta en la bañera, tiene los ojos azules como el océano Ártico y cuando está lejos de su casa de Québec, echa de menos el poutine.
Es un fenómeno.
Où peut-on se voir?
xxxxx