Muñeca Amina

Esta señorita, la muñeca Amina, viajó hasta Italia para conocer a su nueva familia, los Ferrarini Sanchez, que estaban de boda y bautizo. Comió parmesano reggiano, bailó, durmió la siesta sobre la hierba fresca y después preparó la maleta para marcharse al lejano Oeste. Tendré que hacerle un sombrerito mexicano para que pueda dormir la siesta bien a gustito en su nuevo hogar…

¡Lo quiero!